La importancia del mantenimiento industrial en las fábricas debe de tener un gran peso en las decisiones a tomar por las siguientes ventajas:

 

1.- Evitar que la actividad ordinaria de la empresa se detenga porque una máquina se ha averiado, con el consecuente perjuicio productivo y económico. El origen del mantenimiento está ligado a la producción en masa y esto implica continuidad en los procesos.

2.- Conseguir un funcionamiento a pleno rendimiento de una máquina o aparato, lo que repercutirá en la productividad de la compañía. Si no se realizan determinadas labores de mantenimiento, una máquina o componente puede funcionar a una capacidad menor de la que tiene homologada y no percibirse la diferencia a corto plazo.

3.- Eliminar o, en el peor de los casos, reducir riesgos materiales y personales derivados del desgaste de la maquinaria o dispositivo. Hoy se prioriza la seguridad frente a otras consideraciones y determinadas políticas de mantenimiento son un imperativo legal.

4.- Ganar en sostenibilidad, porque los sistemas de gestión del mantenimiento industrial en las empresas respetan el medio ambiente, puesto que actúan optimizando el gasto energético. Una fuga de electricidad por una instalación deficiente, además de ser peligrosa, es antieconómica.

5.- Cumplir con la legislación vigente. En determinados supuestos, como es el caso de las instalaciones de alta tensión, torres de refrigeración, vehículos, elevadores, aparatos de presión, equipos contra incendios o torres de almacenamiento, son obligatorias. Según el caso, el mantenimiento ha de hacerse desde la empresa o se tendrá que solicitar la visita del técnico de un OCA (Organismo de Control Autorizado).

Por todas estas razones, la gestión del mantenimiento es una prioridad para la empresa que se transmite a los distintos componentes de su organigrama.

 

¿Por qué es fundamental el Mantenimiento?

 

Composición de una correcta gestión del mantenimiento

 

La gestión del mantenimiento  industrial parte de dos premisas fundamentales que se clasifican en este orden: la seguridad y la criticidad.

1.- La seguridad se refiere a la necesidad de evitar daños materiales o personales debido a la falta de mantenimiento de una maquinaria o dispositivo. Por este motivo, hay determinados equipos en los que el mantenimiento es obligatorio y tienen que monitorizarse y apuntar el seguimiento en un libro de registro. En algunos casos el mantenimiento puede ejecutarse por el personal de la compañía, pero en otros, será un organismo autorizado por la Administración quien lo realice.

2.- La criticidad se refiere al perjuicio de la avería de una máquina o dispositivo en relación con la instalación en la que está ubicado. Esta medida es cuantitativa y cualitativa, porque sirve para saber si una avería inutilizará toda la instalación, parte, o tendrá un impacto marginal. Conocer la criticidad de cada aparato o instalación es fundamental para realizar una gestión profesional y responsable. En un equipo, una rotura de la correa de transmisión supone un alto nivel de criticidad, mientras que la avería en un piloto luminoso representa una baja criticidad.

 

El origen del mantenimiento está ligado a la producción en masa y esto implica continuidad en los procesos. Clic para tuitear

 

Una adecuada gestión del mantenimiento tendrá que considerar los equipos y los recursos humanos.

1.- En los equipos, hay que realizar un inventario de los componentes disponibles, empezando por sus tipos y siguiendo por su relación con el proceso productivo de la compañía. Posteriormente, hay que observar si los equipos son seguros o no, el nivel de criticidad, la tipología de cada maquinaria, antigüedad y las características de la instalación.

2.- Con respecto a la gestión de los recursos humanos, se debe elaborar un organigrama donde se especifique el número de empleados y queden definidas las funciones de cada miembro, así como las relaciones jerárquicas. También hay que incluir la ratio entre supervisores y subalternos, así como los programas de formación del personal. Por otra parte, es imprescindible contar en las tareas especializadas con personal que cumpla los estándares de la ISO, puesto que en algunos casos las autoridades lo requerirán.

Posteriormente, se diseñará un plan de mantenimiento adaptado a las necesidades de cada compañía. Este documento señala las acciones que hay que realizar en las instalaciones, bienes de equipo u otros aparatos en un determinado periodo de tiempo con el fin de alargar su vida útil. Este documento es dinámico y será susceptible de modificación en función de los cambios productivos de la empresa.

 

Debemos de observar si los equipos son seguros o no, el nivel de criticidad, la tipología de cada maquinaria, antigüedad y las características de la instalación. Clic para tuitear

 

Si al final decides pasar a la acción y necesitas mejorar la Gestión del Mantenimiento de tu fábrica, podemos ayudarte de una forma sencilla, beneficiosa y rentable.

 

¡Comienza solicitando tu asesoramiento previo gratuito!

 

 

Qualitymant Group es una empresa joven, dinámica y proactiva con más de 25 años de experiencia en el sector del Mantenimiento Industrial y estamos certificados por la AEM como Expertos Gestores en Mantenimiento.

Estos factores nos avalan como profesionales específicos del sector y nos permiten entender a la perfección las necesidades actuales y futuras de nuestros clientes.

Nuestros servicios de Gestión del Mantenimiento aportan un gran valor añadido en pequeñas, medianas y grandes empresas. Y se dirigen a sectores tan diversos como el Alimentario, Farmacéutico, Químico, Automoción, Logístico, Energía y Edificios.

Gestión del Mantenimiento