En todos los sectores se realizan trabajos de mantenimiento industrial. Estos contribuyen a un entorno de trabajo más seguro. Sin embargo, es una actividad de alto riesgo con gran variedad de tareas diferentes. Al realizar reparaciones, revisiones o puestas a punto se desempeñan labores como mediciones, inspecciones, detección de fallos, sustituciones de piezas, comprobaciones, ajustes y otras similares.

Por otro lado, los riesgos a los que se exponen los trabajadores no solo están relacionados con la actividad, sino también con el entorno. En un espacio confinado hay riesgo de asfixia y, en la industria química, de contacto con sustancias peligrosas, por citar algunos ejemplos.

Según las estadísticas, entre el 15 y el 20 % de los accidentes laborales se producen en actuaciones de mantenimiento.

Sin embargo, es posible establecer una serie de medidas básicas de prevención de riesgos comunes para la actividad de mantenimiento.

 

La importancia de la seguridad en las actividades de Mantenimiento Industrial

 

Riesgos y seguridad industrial

Algunas de las patologías más recurrentes que pueden sufrir los trabajadores son:

– Trastornos musculo esqueléticos por posturas forzadas.

– Problemas respiratorios.

– Enfermedades dermatológicas y respiratorias por el contacto con sustancias peligrosas.

– Asfixia en espacios confinados.

– Exposición a agentes biológicos.

Así mismo, están expuestos a accidentes de diversa gravedad, como caídas, golpes y cortes.

 

Según las estadísticas, entre el 15 y el 20 % de los accidentes laborales se producen en actuaciones de mantenimiento Clic para tuitear

 

Prevención de riesgos en mantenimiento

Para una buena seguridad industrial es necesario establecer las siguientes medidas preventivas:

– Se deben planificar todos los trabajos de mantenimiento, teniendo en cuenta los riesgos identificados previamente en la evaluación de la empresa (como tóxicos o espacios poco ventilados).

Seguir siempre el plan de trabajo establecido y prohibir excederse respecto a las propias competencias. En el caso de una avería imprevista, puede que sea necesario notificarlo o consultar a otros especialistas antes de actuar.

– Disponer de información sobre el mantenimiento y sobre las condiciones de seguridad en el diseño de la maquinaria, herramientas y equipos, así como sobre sus condiciones ergonómicas. Las instrucciones del fabricante deben ser accesibles a todo el personal que los utiliza.

Los trabajadores deben conocer los riesgos de cada tarea de mantenimiento, así como las medidas preventivas asociadas a la actividad.

– Se debe establecer quiénes serán las personas que intervendrán en las operaciones de mantenimiento, así como la cualificación, el tiempo y los medios que se precisan para realizar el trabajo.

– Todo el personal debe utilizar equipos de trabajo apropiados y herramientas específicas para el trabajo de mantenimiento que se vaya a realizar, así como emplear el equipo de protección individual necesario en cada caso.

 

 

La importancia de la seguridad en las actividades de Mantenimiento Industrial

 

 

– Asegurar los sistemas de comunicación entre los trabajadores de mantenimiento y otras personas implicadas en el proceso.

– Garantizar la seguridad del área de trabajo. Utilizar carteles o barreras para impedir el acceso de terceros es la táctica más efectiva.

– Hay que mantener la zona de trabajo limpia, ordenada y segura. Esto supone cortar el suministro de electricidad en caso necesario, fijar las partes móviles de la maquinaria, establecer una ventilación temporal y establecer caminos seguros para el acceso y salida del personal.

 

Debido a los peligros que encierran las actividades de mantenimiento industrial ocasionados por factores como la eventualidad, la urgencia o la diversidad de trabajos necesarios, es de vital importancia integrar en los trabajos medidas… Clic para tuitear

 

– Se debe advertir del bloqueo de los equipos mediante etiquetas o medios similares de advertencia de peligro. En ellas se debe informar de la fecha y la hora de bloqueo, además de la persona que ha intervenido en la instalación.

– Llevar a cabo las comprobaciones que garanticen que el trabajo se ha completado satisfactoriamente y que las instalaciones se encuentran en condiciones de seguridad.

– Se debe rellenar un informe con el trabajo realizado, que incluya las dificultades afrontadas y las recomendaciones de mejora. Estos informes deben estudiarse conjuntamente con los empleados del lugar de trabajo y los implicados en las labores de mantenimiento.

En definitiva, debido a los peligros que encierran las actividades de mantenimiento industrial ocasionados por factores como la eventualidad, la urgencia o la diversidad de trabajos necesarios, es de vital importancia integrar en los trabajos medidas preventivas que minimicen dichos riesgos.

 

Si al final decides pasar a la acción y necesitas mejorar la Gestión del Mantenimiento de tu fábrica, podemos ayudarte de una forma sencilla, beneficiosa y rentable.

 

¡Comienza solicitando tu asesoramiento previo gratuito!

 

SOLICITAR ASESORAMIENTO PREVIO GRATUITO

 

Qualitymant Group es una empresa joven, dinámica y proactiva con más de 25 años de experiencia en el sector del Mantenimiento Industrial y estamos certificados por la AEM como Expertos Gestores en Mantenimiento.

Estos factores nos avalan como profesionales específicos del sector y nos permiten entender a la perfección las necesidades actuales y futuras de nuestros clientes.

Nuestros servicios de Gestión del Mantenimiento aportan un gran valor añadido en pequeñas, medianas y grandes empresas. Y se dirigen a sectores tan diversos como el Alimentario, Farmacéutico, Químico, Automoción, Logístico, Energía y Edificios.

Gestión del Mantenimiento